martes, 22 de julio de 2008

Willian Matthew Flinders Petrie


Petrie, por encima de los sempiternos nacionalismos, está considerado el padre de la arqueología actual. Hijo de un ingeniero, Petrie fue un niño enfermizo que no pudo asistir ni a la escuela ni a la universidad. Su vocación por la topografía y su convicción de que todo obedecía a una métrica, a una unidad de medida universal. le llevó en 1882 a Egipto. Quería comprobar una teoría, puesta en boga por el astrónomo Charles Piazzi Smith, según la cual, los egipcios habían construido las pirámides basándose en una unidad: "la pulgada piramidal", similar a la pulgada inglesa. Petrie demostró lo absurdo de tal hipótesis, tras medir concienzudamente la pirámide de Khufu.

Fue entonces, cuando Petrie, cautivado por Egipto, se dio cuenta del trabajo inmenso que tenía por delante. No hizo como sus predecesores, ávidos por recuperar grandes piezas y monumentos. Él diomas importancia a los pequeños objetos y , sobre todo a los restos de cerámica que otros despreciaban. Es contratado durante 3 años por la recién creada Egypt Exploration Fund., la primera institución de carácter y financiación privado. Ello fue gracias a una mujer: Amelie Blandfor Edwards (1831-1892). Amelia Edwards era una notable escritora de novelas hasta que, en su único viaje a Egipto, decidió dedicar el resto de su vida a la divulgación de la cultura egipcia. Fruto de aquel viaje fue la publicación, en 1877 de su libro Mil millas Nilo arriba. Fundadora de la citada fundación, también creó la cátedra Edwards Chair, la primera cátedra de Egiptología en Inglaterra, en la University College London, la única universidad que admitía mujeres en sus aulas. Amelie gran admiradora de Petrie, se ocupó de que el primer profesor de su cátedra fuera el joven inglés; Petrie lo fue hasta casi el final de sus días.

1986-1888.- Excavaciones en Hawara donde descubre los llamados "retratos del Fayum", dramaticas pinturas, a la encáustica, sobre madera que cubrían las momias romanas.

1891-1892. Excaba en Amarna, donde enseña a un joven discípulo, Howard Carter. Allí descubre los pavimentos del palacio real que, aunque posteriomente destruidos, se pudieron recomponer y hoy se encuentran en el Museo Egipcio de El Cairo.

Petrie excavo en casi todos los lugares de Egipto y también en Palestina. Le acompañaban en sus viajes su mujer Hilda Urlin y la hermana de ésta, en una camioneta que, al igual que su máquina fotográfica, hecha con una caja de galletas en 1881, llegaron a hacerse famosas.

El estableció la cronología de las dos primeras dinastías y del predi´nástico egipcio, a base de la cerámica clasificada de las 1000 tumbas que excavó en Abydos y Nagada.

Murió en 1942 tras dejar mas de 2000 publicaciones. Con él se cerró una étapa, que partiendo desde el romanticismo del siglo XIX, nos dejó tantos documentos rebosantes de un especial atractivo.

La fotografía de cabecera es de la época en que Petrie, muy joven, vivía en una tumba en Guiza.Para mas fotos de su vida consultar el enlace que dejo:
http://www.egyptorigins.org/petriepics.html