lunes, 20 de octubre de 2008

Shatt er Rigal

A unos 5 Km. De Gebel el Sylsila se encuentra un impresionante Wadi: Shatt er Rigal. En una pared situada en su margen izquierda se pueden ver unos petroglifos muy interesantes. Presididos por unos hombres de dimensiones colosales vemos animales muy "africanos" y, que nos choca pensar, que en tiempos predinásticos eran habituales en la zona: elefantes y jirafas son fácilmente reconocibles.

Pero quizá el lugar os parecerá más familiar si os digo que fue Petrie quien en 1888 dibujo de dicho lugar una representación muy interesante: Mentuhotep II rodeado por su padre. Pero no adelantemos acontecimientos y hagamos un breve resumen del hombre y su tiempo.

A finales de la VI Dinastía se produjo una rápida decadencia. Múltiples pudieron ser las causas: debilitamiento político, carestía debida a condiciones climáticas desfavorables, empobrecimiento de las arcas del Estado en beneficio de los florecientes nomarcas, o una combinación de todas ellas. No se conocen quienes fueron los reyes en esos terribles años de la VII y VIII dinastías. Se perdieron las relaciones comerciales con pueblos exteriores y el Delta cayó en manos de tribus del desierto y tribus asiáticas. Poco a poco se fueron formando núcleos locales entre ellos destacó el que tenía por capital la ciudad de Heracleópolis, en el medio Egipto. Entorno al 2150 a.C. se nombró rey a Meribre Kheti I y con él se inició la IX Dinastía de breve duración. La X Dinastía continuó con la misma capitalidad.

Mientras tanto más hacia el Sur, empezaba a adquirir cierta importancia la ciudad de Tebas. La rivalidad entre ambas ciudades se saldó, tras arduas luchas, a favor de Tebas y de sus príncipes. Tras la victoria se proclamo como rey a Inyotef I hijo del príncipe tebano Mentuhotep I. Con él comenzó la XI Dinastía

La lucha continuo, Inyotef II tuvo que enfrentarse al ultimo rey de la Dinastía heracleopolitana, Keti III, que a pesar de haber vencido a los asiáticos y demás tribus asentadas en el Delta, sucumbió ante los tebanos. Ya cerca del 2065 a.C. sube al trono Mentuhotep II y con él se alcaná la reunificación de Las Dos Tierras dando comienzo a lo que conocemos como Reino Medio.

Mentuhotep II tuvo uno de los reinados más largos de la historia de Egipto. Reunifico el país y lo pacifico; emprendió grandes construcciones y restauró lo que la época de penuria había destrozado. Marcó las fronteras del país y dejó constancia de su presencia y de su paso en los lugares más inusitados.

Y aquí es cuando volvemos sobre el relato y nos encontramos otra vez ante esa pared llena de petroglifos en el Wadi de SAT er Rigal.

Miramos detenidamente y vemos al rey Mentuhotep II, Neb hepet Re, detrás suyo a su madre: Iah ; enfrente del rey encontramos a su padre: “ El padre del dios, el hijo de Ra, Inyotef (II)”; y flanqueando a este, el tesorero real : Khety.

Podeis comparar la representación dibujada por Petrie en el 1888 con mi fotografía de Noviembre pasado.




Dibujo de Petrie.



Fotografía actual del mismo lugar. Montuhotep III, su madre IAH detras, delante su padre Inyotef III y detras del mismo el tesorero real .


Un ciervo predinastico?


Jirafas a la carrera, lastima que muchos dibujos esten desapareciendo por actos vándalicos y graffitis de viajeros y de gentes del lugar.



Arriba mas jirafas y entre ellas se intuye un avestruz (¿?), abajo un elefante.