martes, 28 de octubre de 2008

Beni Hassan





Es a finales de la XI dinastía y comienzo de la XII que los gobernantes del Nomo XVI en el Egipto Medio se enterraron en los acantilados de un lugar espectacular: Beni Hassan.

Esta necrópolis está situada a unos 1200 metros de la orilla oriental del Nilo. El lugar tiene una vista espectacular, el nombre de Beni Hassan le viene de una familia árabe que se estableció en la zona en el siglo XVIII. En el lugar hay 39 tumbas rupestres, 12 de ellas son un autentico documento de la historia de su propietario. Así mismo las representaciones que podemos encontrar en ellas nos dan una visión muy precisa de las costumbres de la época, los juegos, las cacerías, escenas cotidianas se despliegan ante nuestros ojos de forma magistral.

Las escaleras de acceso a la necrópolis se las traen...afortunadamente la hora era temprana y la época no era calurosa...la vista realmente increible.

Como fue imposible hacer fotografías del interior de las tumbas haré una pequeña semblanza de lo que vi en cada una de ellas.

Lo primero que me sorprendió de estas tumbas fue su grandiosidad, me dejó sin habla el entrar en la tumba de Khnumhotep III y encontrarme con una sala inmensa profusamente decorada, uno no sabe que mirar o hacia donde hacerlo te deja un poco confuso y aturullado el ver tantísima información y tener tan poco tiempo para saborearla y encima no poder hacer fotografías.

La fachada de la tumba esta compuesta por un pórtico con dos columnas poligonales de 16 caras sin acanaladuras. En el dintel de la puerta está detallada la fiesta de difuntos y las ofrendas correspondientes. La cámara interior estaba dividida por por dos hileras de columnas que han desaparecido, servían para sostener la falsa bóveda, en realidad no sostenian nada, pero formaban parte de la decoración del lugar. Todo el zócalo tiene inscripciones pintadas en verde sobre un fondo que imita el granito hay 222 columnas de textos donde se detalla la vida de Khnumhotep y su familia mezclado con la historia del nomo del Chacal y del nomo de la Gacela. En la pared de la izquierda hay una espectacular escena del propietario de la tumba de cacería, así mismo se puede ver un cercado con ónices en cautividad. Una de las escenas mas interesantes es la de la procesión de un grupo de gentes vestidos con prendas a rayas y con barbas, al parecer eran hicsos.


BH 2:

La siguiente tumba fue la de Amenemes y su esposa Hepetet. Este recinto de dimensiones muy parecidas a la anterior perteneció a un príncipe del nomo de la Gacela y a su esposa sacerdotisa de Hathor. En los dinteles de la puerta o pórtico de entrada encontramos escrito, en verde, los protocolos del príncipe también llamado Ameni, se pueden ver los títulos del faraón Senurset I, contemporáneo del príncipe. También se pueden ver los relatos de las expediciones que hizo hacia el Sur. Una vez en el interior vemos que este recinto conserva las columnas originales solo una fue víctima de la depedración y la vemos partida por la mitad (la segunda a la izquierda). La decoración incide mucho, como en el resto de tumbas, en las escenas de caza y sobre todo las escenas de tipo atlético, bien de juegos bien de luchas. Me llamó poderosamente la atención un grupo de cantantes con arpistas al frente de los cuales había un personaje que daba la impresión de dirigir el grupo.

BH 17:

Es la tumba de Khety, hijo de Beqet III, la siguiente en ser visitada. Esta sigue manteniendo la grandiosidad de la estancia, pero nos sorprende con un grupo de columnas de forma pairiforme de una belleza asombrosa, originalmente habían seis pero solo quedan en la actualidad dos. Se repiten las escenas de caza, aquí hay una novedad, se intuye una cacería con trampas para grandes animales, digo se intuyen porque la iluminación era algo justita en esta tumba y no se podía a preciar de forma nítida. Y una pequeña anécdota, durante el viaje se nos había comentado que había una escena única en esta tumba y empezamos a buscarla...la verdad es que era difícil encontrar la escena de marras; sus pequeñas dimensiones y su ubicación hicieron que nos dejásemos las cervicales hechas una pena...pero al final se encontró y todos disfrutamos con su visión....uyyy que cabeza la mía si no os he contado de que iba esa escena única...Smile Pues es una escena en la que se puede ver con toda claridad al propietario de la tumba y su esposa, suponemos que es su esposa, haciendo el amor en una cama...de forma mas que explícita...una lastima lo de las fotos...Sad

BH 15

Baqet III, gran dignatario del nomo de la Gacela, tiene una estancia enorme también pero dividida en dos estancias. En la del fondo habían, al parecer, dos columnas hoy desaparecidas. Esta tumba es la mas deteriorada que vimos, y es una lastima pues tiene unas representaciones de lucha con animales en el desierto que eran increíbles, junto a animales reales se luchaba contra otros de tipo fantástico...entre ellos un león con cabeza de serpiente y, cosa extraordinaria, un dragón alado con cabeza de halcón. En el lateral derecho hay una capilla con la estatua del propietario.

Y aqui finaliza la visita, os dejo un enlace donde se pueden ver fotos de lo que he comentado:

http://www.egyptsites.co.uk/middle/minya/hasan.html

Resaltar el mal estado de el resto de tumbas que hay por alli, las cuales han soportado y creo que siguen soportando, el vandalimo de los habitantes de la zona y viajeros indeseables...una lastima.