lunes, 20 de octubre de 2008

Oxirrinco

Visita a las excavaciones que se llevan a cabo en Oxirrinco. Vista general de las tumbas saitas.

La construcción en bloks blancos es para proteger las tumbas y que puedan ser visitas.

Temenos del Osireion...


El noviembre del año pasado viajé a Egipto con un grupo de amigos con los que compartía estudios, digo compartía pues lo haciamos en las clases que imparte una persona a la que le profesaba yo un gran cariño, respeto y admiración. Por motivos que no vienen al caso ahora solo me queda hacia esa persona un profundo agradecimiento por haberme introducido en el mundo de la Egiptología...Y este es un pequeño esbozo de algunas de las cosas que vi y disfrute en ese viaje.

Visita a la excavación de Oxirrinco.

La Pemdje de los antiguos capital del XIX Nomo, es en época grecorromana que toma nombre del pez oxirrinco...ya sabéis el que se tragó o comió lo que perdió Osiris y que Isis tuvo que improvisar.

Es Vivan Denon con su "Viaje en el Alto y Bajo Egipto durante las campañas napoleonicas" quien nos da las primeras reseñas de dicho lugar, corría el año 1802. Entre los años 1897 y 1907 Grenfell y Hunt pusieron el lugar patas arriba en su búsqueda de papiros y a la vez dejaron constancia de la existencia de tumbas del Reino Nuevo, de la época ptolemaica y de la romana. Pero fue Flinders Petrie quien, en los años 1922, nos dejó una bien documentada situación de algunos de los lugares mas emblemáticos del lugar: una ciudad grecorromana y los restos de un teatro romano. El Servicio de Antigüedades egipcios excavó en la zona del 1982 hasta el 1992 sobre todo en la necrópolis al oeste de la ciudad. Y finalmente y a partir de 1992, es una misión hispano-francesa junto al servicio de Antigüedades quien está al cargo , siendo su director el Dr. Josep Padró.

Y es ahí donde nos dirigimos llenos de ilusión y de ansiedad por ver una excavación en vivo y en directo. Durante nuestra ida desde BCN a Cairo, tuve el privilegio de ir con la Dra. Nuria Castellano que se dirigía a Oxirrinco a empezar su temporada. Y ella fue la encargada de enseñarnos parte del lugar.

Visitamos las tumbas saitas, un complejo funerario de vastas dimensiones, los sarcófagos inmensos, típicos de esa época, están en los lugares en que fueron encontrados; la devastación y el saqueo de la zona es mas que evidente.

También visitamos las tumbas romanas, sorprende ver las representaciones de los Cuatro Hijos de Horus, de las diosas Hathor e Isis y del dios Anubis, en épocas tan tardías y tan lejanas del autentico Egipto faraónico.

Del complejo saita visitamos la tumba 14. Un inmenso recinto subterráneo con mas de 12 habitaciones. En la habitación 6, se encuentran los enterramientos de TARIGER y de su hijo PHADIMEY

La tumba numero 1, es una tumba pozo, está decorada con inscripciones en demótico de la época de Cleopatra. En ella se encuentran dos sarcófagos uno de los cuales está decorado con textos de los sarcófagos, del libro del Amduat y formulas de los textos de las pirámides.

Se nos permitió hacer fotografías del exterior pero no del interior, pues primero tienen que publicar ellos sus trabajos.

Aquí os dejo el enlace de la Societat Catalana con noticias sobre el lugar . Por cierto a los que estén por BCN decirles que los lunes en la Societat se dan interesantes charlas y cursos de cultura egipcia:
http://www.egiptologia.com/sce/castellano/oxirrinco/excavaciones.htm

En la foto anterior y en la que os pongo ahora podéis ver que sobre las tumbas saitas se han construido , con estos blogs blancos que utilizan ahora en lugar del adobe que está prohibido, unas paredes que soportaran una cubierta de madera para proteger todo el conjunto.

No se si esa es una buena solución, no soy nadie para criticar ni poner en duda la profesionalidad de las personas que están al cargo de estas excavaciones, pero la verdad es que la impresión que da este tipo de construcción sobre las tumbas es por decirlo de alguna manera, "rara".

Una vez finalizada la visita de las tumbas nos dirigimos hacia el Osireion. Está a unos 1400 metros del lugar donde nos encontrábamos y el trayecto lo hicimos andando. No hacia mucho calor a pesar del sol de mediodía, y soplaba un viento que en algunos momentos daba hasta sensación de frío. Andar por la arena es difícil para quienes no estamos acostumbrados a ello y mas cuando la emoción por llegar hace, al menos a mi me da esa impresión, que se te agarroten los músculos al intentar ir mas deprisa de lo que permiten las fuerzas. El trayecto me dejó compungida y con un cierto malestar que se fue incrementando a medida de que tomaba conciencia de lo que me rodeaba. El lugar de las excavaciones es una necrópolis inmensa. Lugar durante siglos saqueado de forma sistemática...y los restos de estos saqueos se blanquean al sol, se erosionan con la arena, aparecen y desaparecen al capricho de los vientos. Por aquí asomaba un trozo de fémur, por allí se veían vertebras y mas de una mandíbula...calaveras casi enteras nos miraban pasar desde su sueño eterno. Los que formaban parte de la excavación lo tiene superadisimo y ni se dan cuenta de esos resto humanos que afloran por todas partes...pero a mi me encogieron el corazón. Según me comentó el Dr. Padró en la fiesta de Navidad de la Societat este año se han dedicado a ir enterrando los restos mas visibles, una buena iniciativa.

Por fin después de la caminata llegamos a nuestro destino: el Osireion. Nada hace pensar en que hay algo allí, estamos en medio de la nada, solo unos obreros que regresan a sus casa, es jueves al mediodía han recibido la paga y finalizado su semana laboral, y unos bidones llenos de agua con unas piedras a su alrededor denotan que allí hay algo mas.

De pronto un agujero tipo trinchera, una bajada de unos 15 metros con unos escalones apenas esbozados y entramos en el recinto subterráneo dedicado a Osiris y sus misterios, lugar único en Egipto encontrado en estas condiciones. El lugar está muy oscuro y cuesta un poco acostumbrarse, nuestros ojos están aun llenos del sol del exterior, pero poco a poco vamos viendo lo que hay. La entrada es un tanto dificultosa por la cantidad de piedras que hay, una vez en el interior de una especie de antesala pequeña vemos que a la izquierda y a la derecha hay dos enormes salas excavadas en el subsuelo del desierto. Nos dirigimos primero a la que hay a nuestra derecha a través de una puerta adintelada y de grandes dimensiones...y nos encontramos de pronto en una sala enorme, la roca, muy quebradiza e inestable, es el único techo que queda, al parecer las paredes que aguantaban el techo de piedra han cedido o simplemente han desaparecido.

Se ven desprendimientos importantes en ambos lados de la gran sala que es mas o menos rectangular, dichos desprendimientos no dejan ver los posibles pasadizos que pueden conducir a otras salas. En el suelo y a la izquierda de la entrada yace una estatua de Osiris de unos cuatro metros de larga. Es impresionante, hay restos del suelo que al parecer era de piedra negra, todo el alrededor de la sala, al menos en el sitio que está el Osiris, y a una altura de metro y medio mas o menos, está pintado de color oscuro y recuerda mucho a las salas de los sarcófagos en las tumbas reales. El Osiris tiene señales de que intentaron aserrarlo para llevárselo, a si mismo hace un par o tres de años entró alguien que le tiró un bote de pintura negra por encima manchado la pared y buena parte de la estatua.

Como han podido, dado de los escasos recursos que tienen, los miembros de la expedición que trabaja allí, han tenido que apuntalar el precario techo que amenaza con ceder en cualquier momento. Este año no se ha trabajado allí por lo peligroso del lugar. En silencio atendemos las explicaciones que se nos dan sin dejar de perder detalle de lo que vemos, naturalmente no se nos permite hacer fotografías.

Salimos y nos dirigimos a la sala que había a la izquierda de la entrada. Es mucho mas grande y no podemos ver el fondo pues montones de detritus nos lo impide. Aquí es el lugar donde se enterraban los Osiris y los Khenti-Amenti del año que eran sustituidos por los del año en curso. Estas celebraciones se efectuaban durante el mes de Khoyac y formaban parte de un complicado ritual (¿os acordáis de "Tiempo de calçots? ...pues eso). En la sala hay un amplio pasillo central y a sus lado sendas hileras con doble piso de nichos, muy parecidos a los de Karnak, pero estos en piedra en lugar de ladrillo. Encima de cada nicho aun se pueden ver las anotaciones hechas por los sacerdotes dejando constancia de la fecha en que era enterrada cada estatuilla.

El lugar fue saqueado de forma sistematica por los habitantes del lugar durante siglos, pensad que las pequeñas estatuillas allí enterradas tenían su mascara funeraria en oro y pequeños amuletos en diferentes metales. Todo eso propicio el robo.

El lugar del Osireion fue encontrado por pura casualidad, al parecer los ladrones continuaban actuando a pesar de que las excavaciones estaban en curso, pero al estar el lugar bastante alejado del lugar de ellas no se cortaban en ir sacando lo que podían de allí. Un día un vigilante vio un camión parado por la zona y movimientos sospechosos, y efectivamente allí estaban intentando llevarse unas estatuillas de cobre. Al ser requeridos aun tuvieron la desfachatez de decir que trabajaban para los españoles...el azar o el descuido, una vez mas, hizo su trabajo y permitió descubrir el único templo funerario dedicado a Osiris en su forma primigenia.
Como cualquier templo este también tenía un temenos que lo cerraba, os adjunto la foto de un trozo que ha sido restaurado. Gracias a una fotografías hechas con cometa, pudieron ver mejor por donde podía estar dicho muro y eso les facilito el poder encontrarlo. Tiene también localizada la entrada al recinto, así mismo en el exterior del templo se han encontrado lugares donde se hacen unos fuegos durante la noche del ritual.

Una cosa curiosa. Cuando entramos en la sala del Osireion, al lado del dintel de la puerta en el lado izquierdo, había una pequeña repisa que al parecer era usada para dejar algún tipo de lampara que iluminara la estancia, pensad que el recinto es totalmente subterráneo y que si ahora tiene algo de luz es por los trozos de techo que han caído, pues bien un poco mas arriba en la piedra que aun quedaba en su lugar había resto de hollín.

Los misterios de Osiris, rituales del mes de Koiac:

(
Saludos a a la compañia...!

Para los que no sepan lo que es un "calçot", que supongo será la gran mayoría de integrantes de este foro, diré que se trata de un tipo de cultivo de la cebolla, más concretamente del : Allium cepa.

Este particular cultivo de la cebolla se obtiene al plantar brotes tiernos de una cebolla, al ponerlos en tierra se van cubriendo (calçar) para que quede una gran parte del mismo bajo tierra; de esa manera la parte blanca y dulce será mayor y aumentará su valor gastronómico. Muchos son los pueblos de las comarcas taraconenses que se autoproclaman "inventores" de tal tipo de cultivo y por lo tanto de la obtención de este manjar sin par; pero hasta el momento no tenemos fuentes fidedignas en las cuales apoyarnos, para dar su autoría a tal o cual lugar.

Ahora, debido a las altas temperaturas que estamos sufriendo, se ha adelantado en un par de meses su cosecha, y estamos disfrutando de este singular vegetal.

La "calçotada" es toda una institutión en Catalunya, su degustación es toda una ceremonia, en la que familias enteras abren sus bocas anhelantes para tragar al egregio cebollino. Para su consumo se deberan de pasar por las llamas de un buen y abundante fuego, a poder ser hecho con sarmientos que le daran un toque especial, una vez bién chamuscadas, se sirven a la mesa, a poder ser en una teja (si, las tejas árabes de los tejados) que hará que no se enfrien de forma brusca. Una vez en la mesa, y los comensales debidamente protegidos con un gran babero, procederemos a coger la cebolla por la parte más verde, con tres dedos de la mano izquierda o derecha si se es zurdo, a continuación y de forma rapida y sin titubeos, con la otra mano arrancaremos las hojas quemadas de esta manera nos quedaremos con un interior blanco y suculento que solo tendremos que sumergir en la salsa especial que tendremos preparada; seguidamente y con gesto rapido, tiraremos la cabeza hacia a trás, abriremos la boca y tragaremos sin remilgos y de forma lo más elegante posible el alimento.

Los que hayan llegado hasta aqui se estaran preguntando ...¿pero esto que es?...vosotros tranquilos que todo tiene su razón de ser y su pequeña trampa. De momento os dejo unas pequeñas ilustraciones de los "calçots"...más tarde continuaré ...ahora se me ha abierto el apetito. Esta fue mi singular manera de empezar el tema en el foro de e.com, lo recupero aquí...:))

Estamos en el Reino Nuevo, mucho sabemos de este periodo pero también muchas incógnitas, sobre todo en lo que se refiera a los rituales que se hacían entre la población. sabemos bastante de lo que se hacía en los templos...pero la gente ¿que hacía?.

Nos encontramos en el mes de Khoiak, la inundación si ha sido buena toca a su fin, las tierras fecundadas en la crecida esperan la semilla que hará renacer la vida.

Entre los días 23 al 26 de dicho mes, se producen una serie de rituales que están íntimamente ligados a esa resurrección, es la procesión de la barca y el entierro simbólico de Sokar-Osiris. En esta época la "fusión" entre los dos dioses se ha hecho de forma paulatina, para culminar siglos más tarde en la divinidad: Ptah-Sokar-Osiris.

Durante estos días se producen los siguientes rituales:

La noche del 23 al 24 se hace la lectura del ritual de Apertura de la Boca, en su forma más larga y escenificando todos sus movimientos, se supone que está dedicado a la momia del dios, pero también se hace en memoria de los fallecidos de cada familia.

Durante el día 24 se realizan todos los rezos, purificación y ensalmos para que esa momia sea protegida. Los amuletos de protección están presentes para que los enemigos del dios no puedan apoderarse de su cuerpo.

La noche del 24 al 25 se transporta la momia a su sepulcro, se pasa en su barca al dios desde la parte Oriental a la Occidental para efectuar rituales en los templos de millones de años y en las sepulturas privadas.

El día 25 la barca parte hacia Abidos lugar de enterramiento definitivo, lugar donde se completara la magia del renacimiento y lugar de peregrinación por excelencia para todos los egipcios.

Durante la noche del 25 al 26, se produce uno de los rituales más curiosos que entronca con algunas cosas que se dicen en los Textos de las Pirámides.
Las personas, dentro de un ambiente festivos, pasan la noche trenzando collares de cebollas. Estos collares adornaran sus cuellos, al igual que se harán ofrendas en las tumbas de ramos de esas mismas cebollas.

En algunas tumbas se puede leer los textos: " Anudaras collares de cebollas en la noche divina".

Sabido es que en el Egipto Antiguo los dioses tenían animales que les representaban, de igual modo también los vegetales tenían una gran importancia y eran muchos los dioses que eran representados en tal o cual vegetal.

Siendo la sociedad egipcia eminentemente agrícola, es lógico pensar, que el calendario agrario tenía gran importancia, no solo eso sino que también determinaba y definía la liturgia.

Así encontramos que las semillas plantadas dos meses antes que se realizasen los Misterios Osiriacos en el IV mes de Akhet, eran recolectadas precisamente durante esos días. Se cumplía de esta manera un simbolismo más anunciaban la Luz, la nueva vida que surgiría, una vez más, tras la inundación.

Se tomo la cebolla para representar a un Dios como Sokar por sus cualidades : una parte de ella se encuentra enterrada bajo tierra y la otra sale hacia lo alto en forma de verdes tallos , y ambas son comestibles. Esas mismas cualidades eran las del dios: el habitante por excelencia del Amduat, en lo más recóndito de él, pero que a la vez salía al mundo exterior en forma de halcón que surcaba los cielos.

Ya sabéis las utilidades que los egipcios le daban a las cebollas: culinarias, médicas y mágicas. Dentro de sus cualidades médicas estaban las de limpieza y purificación. No debe por lo tanto extrañarnos que fuesen utilizadas durante el ritual de apertura de la boca.

Era lo primero que se le ofrecía a la momia: una cebolla para que su boca se abriese, y los dientes se purificasen y creciesen. Es de esta manera que las cebollas fueron asimiladas a los dientes del viejo Osiris difunto, al que de esta manera (al limpiar su boca con cebollas) era destinado a renacer en un Horus niño. Una vez hecha esta ofrenda se podía seguir con la apertura de los otros sentidos.

Es en los textos de las pirámides donde podemos encontrar que las cebollas son utilizadas como determinativo de los dientes de Horus.

En el Papiro d' Orbiney, el del cuento de los dos hermanos, determina la cebolla con un diente.

En un capítulo del Texto de los Sarcófagos encontramos una ofrenda curiosa:
"Cinco bulbos de cebolla, te traigo tus dientes blancos,nuevos , para que tu rostro se ilumine..."

Estos cinco bulbos, mencionados en el texto de los Sarcófagos, se encuentran en las mesas de ofrendas relacionadas con la apertura de la boca.

Con esto se puede decir que el primer paso para el renacimiento de todo Osiris, es la cebolla, mejor dicho el ritual con el que se le ofrece a la momia una cebolla para que de esta manera sean los dientes lo primero que renazca, para de esta forma poder empezar a comer de las ofrendas que se dejan ...

En el templo de Medinet Habu, el templo de millones de años de Ramses III, hay una inscripción que nos habla de la fiesta sagrada de Osiris:

" Cuarto mes de Akhet, día 25, día de la Fiesta NTRYT, consagrada a Sokar-Osiris que vive en el templo de User Maat Ra meri Amón, en el recinto de Amón al Oeste de Tebas."